lunes, 13 de julio de 2009

Exilio


















A veces la tormenta hace giros,
se envuelve en sí misma
clamando soles que den calor a su centro.

Me descubro armando los pedazos
guardando utopías que se escurren de los dedos
en esta urgencia mía de perderme donde no hay nada.
Quiero sentarme a la orilla
acallar el reloj en punto de las doce
hacerme éxodos guardando el pañuelo.

Voy a saldar esta deuda conmigo.
Voy a dormir hasta el cansancio,
a escuchar mis acústicos en vuelo
…qué más da el refugio
(si solo me tengo a mi misma).
Qué más da
la pesadilla,
el infierno,
el olvido, que no es otra cosa que no encontrarme
en la brevedad del espacio.

A veces, se callan los pasos
agonizan las luchas sin deudos,
se brinda por los fracasos;
avasallante fuerza dormida
estigma de hojas quebradas
en exilio bajo el árbol.

Sucede -entonces- que a veces,
las tormentas implosionan,
rebosan, y funden sus propios rayos.


Anna Francisca Rodas Iglesias
(Tuti)
© 

® Registrados derechos de autor

11 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Me encanta tu entrega y forma tan delicada de escribir.. estos versos.. que entregan el alma.. escrita...

Saludos fraternos con cariño
un abrazo

besos

Aurora dijo...

Tuti, duelen estos versos, yo hoy me siento igual, y me toca armarme a mi mìsma, no sè, si es consuelo...
Pero creo que es mejor que tirarse a morir, me gusta eso de ti, que tienes esa capacidad de desdoblarte cuando escribes, es hermoso poder hacerlo...
A veces pretendo hacerlo, hasta aniquilarme, y luego abro mis alas otra vez.


un abrazo càlido

Fernando dijo...

No te sientas triste, poetisa,que tienes una vida maravillosa por delante. Recurre como esta vez a la poesía y transmítenos el amor y la ilusión por las cosas más cercanas. Un beso.

Calvared dijo...

A veces uno no se encuentra consigo mismo y la vida se convierte en un desencuentro continuo con la propia persona. La melancolía y la trizteza dan una bella pátina a este poema intenso que brota de tu pluma escrito con tu misma sangre. Vuelcas en él todo el sentimiento que llevas a cuestas y nos transmites al tiempo esa dulzura que escondes entre los pliegues de tu vida.
Un beso

La sonrisa de Hiperión dijo...

"A veces, se callan los pasos.
Agonizan las luchas sin deudos,"


por que el final de un todo que nunca empieza, es el temor a todo y nada a la vez...

Saludos

Samuel Rego dijo...

Se hace duro el éxodo por el Exilio Interior pero siempre es edificante y clarificador. Has escrito un poema de profunda perspectiva, ¡Felicidades!

Un abrazo desde el Norte

Kapasulinos dijo...

Un texto intenso Tuti...
Me gusto muchisimo!

Poetiza dijo...

Tristes letras pero bello el poema. Besos, cuidate.

dondelohabredejado dijo...

Se ve que entendés bien qué es el exilio. Bellísimo poema.
Un abrazo.

salvadorpliego dijo...

Sucede, a veces, que todo implosiona... pero luego explota con más fuerza y alegría hacia afuera.

Un fuerte abrazo para ti.

Tuti dijo...

Adoldo, desde la mirada sensible, la conjunción de ambas para enaltecer la palabra y la amistad.

Mi adorable Aurora, aunque haya que sacar el costurero, nunca debemos permitir que se nos queden los sueños en tierra..gracias por acompañarme en este espacio que ahora también dejo de puertas abiertas para vos.

Mi buen Fernando, la tristeza es equilibrio para hacernos ver que hay tantas cosas y gente maravillosa a nuestro alrededor...gracias por ser uno de ellos.

Carlos, mi buen Carlos...será porque soy un poco de tantas cosas que la amalgama sale a luz con cada poema. Gracias por siempre estar.

Sonrisa, los temores a caer siempre estaran latentes...el cómo afrontarlos marca las diferencias; gracias por tu visita que me honra talentoso amigo.

Samuel, en el fondo todo éxodo deja marcas profundas y, cuando se hace desde lo profundo de nuestras emociones marcan el fuego que siempre abrazará los insomnios.

Gracias por visitarme y dejarme el afecto con tus palabras que abrazan.

Kapasulinos, gracias por la dedicación y amistad que edifican en esta babel de letras.. un fuerte abrazo a todos y procuraré leerles más seguido.

Poetiza, bienvenida y gracias por tus palabras en mi espacio. Un muy fuerte abrazo para vos.

Dondelohabredejado...sí, creo que más de lo que quisiera...gracias por tu calidez que abriga.

Salvador, sucede que sucede tantas veces y la alegría es un estado que muestra la otra cara de la moneda para equilibrarnos, gracias por la que llevas en ti con cada abrazo para mi.