domingo, 6 de febrero de 2011

De las partidas...



Hay que saber dejar partir los barcos
bajo el grito de olas que se entregan
dispuestas al incierto en lo profundo
donde muere el horizonte.

Si… hay que saber dejar partir los barcos,
aunque dejen el muelle cargado de vacíos,
aunque no entiendan del salitre en la mejilla
cuando todos los abandonos reflejan
el mísero resplandor último en la tarde

Ahonda la nostalgia cuando se ven partir barcos,
barcos en busca de otros puertos
barcos testigos de mi sed y mi abandono:

gota en la rompiente
rosa de los vientos
al caos y la niebla que atraviesan

Hay que dejar partir los barcos
pese al dolor que encierran las partidas
les veo calzar de azul, vestir de azul mis barcos
dejando la costanera herida

Sin promesa de regreso –se entregan –
Y yo, entrego al mar, mi vida.

Si un día volviese a anclar mi barco
seré puerto, gaviota, arena
alga, coral, orilla
patria y suelo de mi barco
lecho y su faro guía.

Sí, hay que saber dejar partir los barcos
… partir los barcos


Anna Francisca Rodas Iglesias
(Tuti)
2/02/2011
© Copyright
® Registrados derechos de autor

8 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Después de tanto tiempo, espero poder ponerme al día con todos y todas..
Recomenzar el año con la vida en brazos es lo mas bello del amor..

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre...

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Tuti:

Es mejor así, siempre lo será.

Abrazos.

Anónimo dijo...

ABRAZOS,ABRAZOS, ABRAZOS PARA VOS TUTI,
desde Argentina
Anahí Duzevich Bezoz

Senovilla dijo...

Siempre merece la pena hacer un alto en tu rincón.

Un abrazo.

esperanzapaz dijo...

Que gusto encontrarte después de tanto tiempo amiga, un gusto llegar a tus bellos versos. un abrazo cálido y fraterno
Esperanzapaz

Troba dijo...

Dejar partir los barcos, aunque siempre es bueno verlos regresar.

Un gusto :)

Me dijo...

excellent

Tuti dijo...

Adolfo, tu presencia siempre es bienvenida en este universo de puertas abiertas... gracias por llegar y que tus pasos te sigan llevando alto, muy alto.

Rafael, nunca se sabe qué es lo mejor, pero hay puntos de -no- retornos que hay que dejar en la página. Muchas gracias por acompañar mi proceso de escritura.

Anahí, gracias por estos abrazos que se sienten en el espíritu, te recuerdo mucho y espero que estés muy bien allí en tu patria.

Senovilla, honor que me hacen tus palabras. Muchísimas gracias por iluminar este espacio con tu generosa compañía.

Esperanzapaz... qué nick tan necesario para celebrar en estos tiempos convulsionados. Gracias de corazón por tu presencia.

Troba, te doy la razón, la diferencia la hacen los puertos... gracias por el afecto.

Me, gracias, muchas pero muchas gracias por tu sensibilidad y siempre bienvenido.