miércoles, 30 de marzo de 2011

Tarde



Un Malbec levanta crucifijos
eleva la nada
presagio indiferente del humus que abona lo profundo

Horas sin tregua
sin regresos que vistan
la nómada esperanza

Me busca un silencio que derrota.

¿Cuánto fuego para limpiar sombras
y guardarte al cierre de mis ojos?

Hoy
el azogue consume


se hizo tarde…



 Anna Francisca Rodas Iglesias
14/06/2010
© Copyright
® Registrados derechos de autor

6 comentarios:

David dijo...

Brillante poema.
Que se escapa, que se escurre...
Que se acaba y el tiempo sigue sin esperar a nadie.
Saludos.

Leonel Licea dijo...

Anna Francisca, ante todo quiero darte las gracias por el hermoso comentario que has dejado en mi blog, para mi ha sido un placer que te haya gustado lo que escribo. En segundo lugar - y no por eso menos importante- quiero decirte que he paseado un poco entre tus letras descubriendo en ellas el placer de la poesía, con imágenes que han logrado acaparar mi atención, regresaré, que no te queden dudas.
Saludos sinceros.
Leo

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

¡No existen palabras para alabar tus poemas! En este atardecer de oro y perlas, te mando mis besos lejanos y dulces! ¡Hasta siempre,mi bella Anna Francisca!

anuar bolaños dijo...

Bienvenida.

Manuel Maria Torres Rojas dijo...

¿Me estaré enamorando...un poco al menos? ¿Eres una creación de mi frente romántica? Díme...

Tuti dijo...

David, qué bonitas palabras para elevar al poema mismo en su esencia... muchas gracias por ser parte de mi mundo.

Leonel, siempre serás bienvenido a esta página abierta. Gracias por expresarme tu hallazgo, a mi vez aprovecho para reiterarte aquí que hallé mucho pero mucho talento en tu espacio y eso, se agradece.

Manuel... vos sos un talentoso que llena parte de este universo expresivo... no te pierdas que valoro muchísimo cada expresión artística de tus sentires.

Anuar... digo que sí, bienvenidos a estos universos paralelos que nos permiten hallar expresiones que calan a nuestros sentires.

Manuel... podría ser, podría ser pero eso sólo tienes que planteártelo frente al espejo... ayyy ya me hiciste sonrojar.