jueves, 21 de junio de 2012

Cita con el destino


Confinados  
              una milla     
     un metro   
  un paso 
un suspiro
Entre paredes la figura
traza historias  al esquelético asfalto

Arena y sal en los labios
señala el destino

Es necesario amanecer frente al mar
cerrar los ojos, eludir un territorio que conduce
al olvido

Aún deseo equivocarme.
Siete días no alcanzan.
Ahora sabes del color que guardan las noches oscuras:
Tal vez  una sentencia,
tal vez luz para detener la fuga de quien ora ante el fuego
y sólo reclama
que nunca sea tarde

 
Anna Francisca Rodas Iglesias
(Tuti)
©

13 comentarios:

Joseba Ayensa dijo...

No...no sé el color de las noches oscuras...
imperceptible alegoría,
verde esperanza salpicando las gotas rojas del amor...
Estoy enamorado de la mañana tenue...
la noche ha transcurrido entre huracanes.
He perdido el color, el olor
...es el olvido después de la "Petetita Morte"


Para tí, amiga Tuti...y para todos tus lectores. He escrito este pequeño poema "A vuela ordenador"...Un besazo

-Joseba Ayensa (poeta-cantor.)-

lichazul dijo...

qué linda sorpresa me has dado Tuti, hacía mucho que no te leía por allá, y mea culpa, también he estado lejana

ese deseo de errar es parte de todos nosotros, que bueno que persista así seguimos en camino y aprendiendo, creciendo y amando

besitos y felicitaciones por tu siempre impacable pluma

Gerardo Rivas dijo...

Un solo minuto de amor, redime toda una vida de vacío interior.
Al menos es lo que pienso, porque he visto el color de las noches obscuras.
Un abrazo.

Óscar dijo...

Hola, Tuti. Gracias por detenerte en mi blog. Te conozco y conozco tu poesía de aquellos lejanos tiempos en Mundo Poesía. Un placer volver a leerte.

Saludos.

Anónimo dijo...

Siempre un auténtico lujo leerte, gracias por este regalo.
Hacía días que no te visitaba y eso se habrá de remediar, pasearé por tu blog
Un besazo princesa dela palabra....

Anónimo dijo...

Vengo a este blog cada día y ultimamente siento como propia la profunda soledad de la princesa que aquí escribe. Me pregunto dónde andaran sus pasos, qué poema se resiste para aquellos como yo que anhelamos no perderla de vista. Por favor no se ausente tanto.

Alexandre

Héctor fabio dijo...

Que lindo poema, me dan ganas de robártelo , bella tuti....de verdad felicidades!

David C. dijo...

Yo también aun deseo equivocarme.
Saludos
David

Juan Camilo dijo...

Tirar al fuego los sueños y quedarse con las cenizas es un método antiquísimo para encontrar el poema y sentirse abrumado por la sombra y el corazón. Al final, siempre, cerrar los ojos, es como saludar a la muerte... pero sin acompañarla. Un abrazo

Oskar Arrabal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lichazul dijo...

te dejo un abrazo llenito de energías y buenas vibras Tuti
:D

Oskar Arrabal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tuti dijo...

Joseba, gracias de corazón por alentar constantemente el sentir de este blog.

Lichazul, soy yo quien agradece por tu cálida visita. Eres un sol.

Gerardo Rivas, llegue a usted mi agradecimiento por alentar el color intrínseco de las latitudes. Un fuerte abrazo.

Oscar, los caminos son un tránsito de constantes percepciones. Gracias por estar aquí.

Anónimo, le llegue a usted mi sentido abrazo por dejar aquí su huella.

Anónimo Alexandre, procuraré estar cuando algo valga la pena para compartirse. Gracias por sus palabras que se quedan.

Héctor Fabio, nos debemos un buen café en la tertulia. Gracias amigo generoso por detenerte un momento en mi espacio...

David, hazlo... solo hazlo.

Juan Camilo... sus palabras se quedan habitando el espacio que las recepciona. Muchas gracias.

Licha, lo recibo con todo el cariño y vaya uno de vuelta muy calidito para ti.