miércoles, 16 de enero de 2013

Camino al olvido



Al final los absurdos eran puertas
jirones de puertas guardianas de olvido

En golpes de adrenalina 
pasos al parco sigilo del silencio

Reptan flores rojas su vestido

instiga 
cómo el origen pende 
tarda un instante y estalla

Es un incendio quien habita su asombro

si acaso la memoria enlute los ojos
o una señal embriague lo efímero

Para nacer dos veces
basta zarpar
camino al olvido...



Anna Francisca Rodas Iglesias
(Tuti)
©

2 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

A veces es preciso nacer dos veces y más.

Saludos.

Oskar Arrabal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.