jueves, 21 de mayo de 2009

Presagio














Se escapo el dulce sabor en la boca de un ángel

Cerníase la niebla en las farolas,
la calma, exhalaba sombríos letargos
en ese banco de esquina.
Sus zapatos mojados, y los años
… los años
espectro pausado, silente discurriendo su cortina.
El calor del vino y las ausencias,
la mirada perdida
y el presagio de una noche larga, oscura,
tan oscura, sin registros donde hallarla.

Huir en desbandadas lejos del olvido
a ultranza y sin postigos.
 
Las manos en el rostro
(que calcinan).

Le sobran tantas cosas

Qué desierta la plaza en su vigilia.
Los tejados crujen,
un maullar de gatos
hace epigramas en sonidos.
Se quebró el cristal entre sus manos,
rodó el vino,
-al fondo- un muro de tapia fue testigo,
se filtró la luz de la mañana
arropó su rostro, blanquecino.
-


Anna Francisca Rodas Iglesias
(Tuti)
26/02/2008
© Copyright
® Registrados derechos de autor

12 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Presagio destino, que no entregas en versos.. enarbolados por tu pluma que da vida.. a las palabras...

bello poema

saludos fraternos con mucho cariño
un abrazo

un beso

Calvared dijo...

Tremendamente triste, mi amiga, pero bello sin más. Bello como todo lo que creas y que se afianza en los corazones y allí queda para siempre
como una marca a fuego, limpia e indeleble.
Un beso

Paco Bailac dijo...

Bello.... bellísimo..
te dejo un saludo desde la armonia del coaching.


pacobailacoach.blogspot.com

IGNACIO dijo...

Hay presagios que nunca llegan a ser cumplidos, cuando se nos presentan insistentes, declaran de nuestro interior, lo que no decimos con palabras.
Pasan las noches, y las sombras son testigos.

Precioso.
Besos.

Carla dijo...

Que bello Anna! me gusto muchisimo!

salvadorpliego dijo...

Una dulzura maravillosa la de estos versos...
Gracias.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Bellísimo.

Un abrazo.

Muy dulce.

Adrisol dijo...

una maravilla!!!!!!!!!

felicitaciones por estos bellos versos..

un abrazo

Tuti dijo...

Adolfo, un café para compartir con vos la poesía y el arte que destilas en tu espacio...gracias amigo, muchas gracias por tu abrazo.

Carlos, gracias por abrazar mis tristezas...gracias siempre.

Paco, entrañable Paco, espero visitarte pronto, de seguro el tiempo me alcanzará para dejarte este abrazo en la solapa. Gracias por tu incondicional afecto.

Ignacio...usted escribe de una forma que transporta...gracias por su presencia y su abrazo que recibo en estas palabras maravillosas.

Carla, tu sonrisa alegra este espacio, gracias mujer de oro por acompañar mis efluvios.

Gracias a ti Salv...gracias.

Javier, adoro los abrazos y esta dulzura que hoy me dejas pegada en cada rinconcito de mi espacio...gracias por visitarme y dejarme tanto afecto.

Adri, en tu blog he encontrado pasajes maravillosos, gracias por acompañarme y dejarme tu cariño.

Emilio dijo...

De nuevo un hermoso poema en su forma y en su contenido. Manejas el lenguaje poético con verdadera soltura. Me gusta cómo escribes.

Navegante Del Alma dijo...

Verdaderamente disfruto con fruición y placer tus poemas.
Un café, música, la noche que comienza y leerte. Todo un plan.
Besos admirados.

Angel Arsenio dijo...

La imagen de tus palabras se deslizan por los raudos y enigmáticos caminos de mi corazón, haciéndome sentir esas locas y anheladas sonrisas que robaba de tu boca. Con orgullo y satisfacción te entrego mis más ruidosos aplausos a tan magestuosa pluma que hilvana en cada oración un mundo de pensamientos tácitos, abiertos, enamorados y con tan sutil belleza. Solo te pido que sigas siendo esa amiga inolvidable con la cual y durante 18 años he conservado en mi pènsamiento y no te olvides de este loco músico que le canta al amor.

Con aprecio, abrazos y besos del alma.

Angel.